viernes, 8 de agosto de 2014

Reconocimiento facial para localizar perros perdidos

Actualmente el perder a tu perro supone un gran riesgo y sobre todo esfuerzo para reconocerlo. Si lleva chip y estás dentro de tu comunidad autónoma es relativamente fácil acceder a los datos del dueño, pero si es recogido en una comunidad diferente comienza un suplicio, ya que entre diferentes comunidades no se comparten los datos de registro de los chips de nuestros perros, o ya si es un caso que no tiene chip el reencuentro entre perro y dueño es sumamente difícil.

Por este motivo la ciencia y la tecnología nos ofrecen sus avances para ayudarnos en estos casos, concretamente basándose en el concepto de la biometría, la cual recogen diferentes factores muy diversos para analizar a un individuo tales como peso, rasgos, ADN y otros tantos, incluso conductuales. Cuanto mayor número de rasgos tengamos recopilados, mayor exactitud para determinar al individuo.


Para el caso de los extravíos y escapadas se ha creado en Estados Unidos Finding Rover, una plataforma que dispone de web y app en smartphone a la que los propietarios suben las imágenes de sus perros para ser analizadas biométricamente: características como color, orejas, ojos, separación entre estos... hasta un total de 8 factores concretos. Cada perro tiene una morfología característica que permite su detección o, al menos, una aproximación bastante buena, si se compara con sistemas convencionales.

Finding Rover obtuvo su popularidad precisamente al permitir a Joanne Cox recuperar a su perro, un Shiba Inu al cual perdió en plena tormenta, situación ante la que decidieron probar suerte con esta aplicación: a las pocas horas obtenían una coincidencia que les permitió recuperar a su shiba.

Un ejemplo de la ayuda que puede ofrecernos la tecnología y sus avances en el terreno de la veterinaria y sobre todo para localizar a nuestras mascotas en caso de extravío.

Imagen de Burro Hall Blog

0 comentarios :

Publicar un comentario